domingo, 21 de mayo de 2017

El ego en pocas palabras. ~ Arman Nityananda


El ego en pocas palabras. 

El ego no es lo que pensamos acerca de nosotros  o lo que creemos que somos sino es LO que crea los pensamientos acerca de nosotros creyéndolos como verdaderos. 

El ego no es ni un pensamiento ni una suma de pensamientos sino una energía específica la cual nos hace identificar principalmente con el cuerpo físico, los pensamientos, las emociones y los objetos sensoriales. El ego es LO que afirma: soy guapo, feo, bueno, especial, inteligente, malo, inferior, estúpido, incapaz, temeroso, superior, lo conseguí, he fallado,  etc.

La naturaleza innata del ego es desear y orgullo. De estos tres aspectos mayores (identificación con cuerpo/mente/objetos, deseo y orgullo) provienen todas las demás tendencias egoístas ( lascivia, gula, miedo, irá, envidia, codicia, vanidad, avaricia, odio, depresión etc.).

El ego funciona y crece por la identificación, la imaginación, y la proyección.

Los gunas tamas y rajas expresándose a través del el ego nublan nuestra inteligencia y el discernimiento y así nos impiden realizar que somos la consciencia individualiza la cual es idéntica con la consciencia universal. El tamas guna es lo que vela nuestra naturaleza verdadera y el rajas guna es lo que dirige la mente hacia fuera, al mundo exterior y nos impulsa buscar experiencias sensoriales placenteras.

Por falta de percepción clara y del discernir, el ego nos hace percibir a nosotros como una entidad cuerpo-mental y usa el cuerpo, los sentidos y la mente para satisfacer sus deseos sensoriales.. Así se crea poco a poco nuestra cárcel mental y emocional la cual provoca todo tipo de sufrimiento, las distorsiones, el caos interno y externo el desequilibrio y la desarmonía individual y colectiva.