miércoles, 21 de septiembre de 2016

La felicidad, la libertad y la paz eternas siempre existen 'aquí y ahora' ~ Atman Nityananda




La felicidad, la libertad y la paz eternas siempre existen 'aquí y ahora'

La felicidad verdadera, la libertad y la paz eternas siempre existen en el aquí y ahora y son accesibles para todos; sin embargo hay que reconocerlas y tomar consciencia de ellas.

Aunque son accesibles en cada momento, el deseo nos impide darnos cuenta de ellas y además nos hace creer que la felicidad está relacionada con las cosas del mundo; con los placeres, las actividades y los logros.

Ahora, ¿porqué y cómo el deseo nos impide vivir la felicidad verdadera?

El deseo surge constantemente en nosotros como un impulso sutil que nos hace buscar algo interesante, algo que nos dará placer, algo que nos hará un poco felices y nos llenará el vacío y la falta de plenitud (que el deseo mismo nos hace sentir casi siempre).

De una manera casi incomprensible el deseo primero nos hace sentir descontentos, inquietos e incompletos e inmediatamente por la imaginación y la proyección nos impulsa a buscar un placer o una actividad agradable para superar estas emociones dolorosas; así el deseo, usando la mente y la imaginación, nos presenta un objeto o una actividad sensorial como una fuente de placer y felicidad.

Tan poderoso es el deseo que cada vez nos convence de que su realización nos hará felices y completos! Pero ya todos sabemos que temporalmente estaremos en un estado agradable y un poco más tarde nos sentiremos de nuevo vacíos, inquietos e incompletos· y nos encontraremos de nuevo impulsados por el deseo a buscar algún tipo de placer o logro para superar este auto-sufrimiento creado por el deseo mismo.

Con este truco, el deseo, que es insaciable e incansable, nos mantiene engañados y atrapados en la telaraña de sufrimiento.

Con este truco, el deseo no permite que nuestra mente esté ni un minuto quieta, serena, contenta e introvertida ypoder descansar así en su fuente (la consciencia) y disfrutar por un rato (o más) la paz y la dicha infinitas y eternas que son siempre presentes en nosotros y son la naturaleza innata de la consciencia.

Con este truco, del deseo no nos permite darnos cuenta de que para ser felices, contentos, llenos y completos no hace falta ninguna condición externa, ningún objeto o persona, sino solo una mente serena, sosegada y enfocada en su fuente: la consciencia.
La felicidad verdadera, la libertad y la paz eterna siempre existen en el aquí y ahora y son accesibles para todos; solo hace falta reconocerlas y tomar consciencia de ellas.

Sin embargo, para tomar consciencia de ellas (y de su eterna presencia aquí y ahora) hay que tener una mente tranquila, sosegada e introvertida ya que los pensamientos y la emociones que constantemente se manifiestan en la mente inquieta, distraída y extrovertida, las cubren como la niebla cubre el Sol y el espacio.

La inquietud y la extroversión de la mente las causa el deseo· el deseo por su naturaleza es insaciable e incansable y quiere experimentaruna y otra vez placer de los objetos sensoriales, los cuales alcanzamos a través de los sentidos y la mente.

Así que la mente es la clave de nuestra felicidad o de nuestro sufrimiento.

Una mente esclavizada por los deseos estará siempre inquieta, distraída, extrovertida y se moverá entre los objetos sensoriales experimentando placer y dolor según las circunstancias.

Una mente libre de deseos está tranquila, sosegada, introvertida y disfruta sin esfuerzo y sin causa alguna, la paz, la libertad y la dicha infinitas y eternas que siempre están presentes en  nosotros 'aquí y ahora'-aunque sean más allá del tiempo, la causa y el espacio.

Sé un maestro de ti mismo! Controla tus sentidos y la mente, transforma tu mente en una mente pura ysáttvica y por meditación incesante y profunda disfruta la felicidad, la paz y la libertad eternas e imperecederas.

Y, una vez que, por meditación profunda y Nirvikalpa Samadhi, el ego con todos sus deseos y las tendencias egoístas se disuelva totalmente, experimentaremos sin ningún esfuerzo y sin interrupción la paz y la dicha eternas! Con una mente libre del ego y libre de deseos, estaremos en meditación y Samadhi sin ningún esfuerzo; Y esto será nuestro estado natural (Sahaja Samadhi). Esto es iluminación, auto-realización y liberación!