lunes, 22 de febrero de 2016

¿Por qué Svadhyaya (el estudio de las escrituras)? Por Swami Chidananda


¿Por qué Svadhyaya (el estudio de las escrituras)?
por Swami Chidananda

Si la Verdad Suprema puede decirse en una sola frase, “Tat Tvam Asi” (Tú eres Eso), ¿qué necesidad hay de dictar interminables conferencias, de escuchar sobre temas espirituales o de escribir y leer sobre los fundamentos de la Sadhana?

Un solo Brahma Sankalpa (pensamiento) fue la causa de estos incontables universos. Cuando llegue el momento, en un abrir y cerrar de ojos, tendrás la Experiencia del Ser y lograrás la liberación. Cuando estás en una habitación oscura, tanteas en la oscuridad y buscas la linterna sin cesar. Tropiezas con muchas cosas y te golpeas la cabeza aquí y allá. Al fin, tomas la linterna. No más andar a tientas en la oscuridad, nunca más los tanteos y las tribulaciones; en un instante hay luz en la habitación. Es la búsqueda la que toma mucho tiempo. Es el paso preparatorio para la Sadhana el que toma un tiempo considerable.

Necesidad de la luz continua

Aún cuando sientes que la Verdad está en tus manos, debes estar alerta, hasta que ésta forme parte de tu conocimiento, hasta que en realidad vivas en ella. No es suficiente si simplemente la luz de la Verdad ilumina un rincón oscuro; debes vivir en ella. Cuando enciendes la luz en una habitación, la oscuridad desaparece; pero si apagas la luz, la oscuridad regresa. Hasta que el sol sale, es necesario tener la luz continuamente encendida para mantener la habitación iluminada. De forma semejante, en la caverna oscura de tu corazón, hay una lámpara encendida. Es Bhakti o un poco de conocimiento de la omnisciencia, la omnipresencia y la omnipotencia de Dios. Esto te da la luz suficiente para ver las cosas claramente y comprender la naturaleza de este universo, el Ser y Dios. Pero si apagas esta luz debido a la negligencia o la indiferencia obstinada hacia la Sadhana en la creencia falsa de que has logrado el objetivo, quedarás envuelto otra vez en la oscuridad. Debes mantener encendida la llama brillante hasta que el sol de la Experiencia del Ser aparezca dentro de ti. Entonces, habrá luz y solamente luz en todas partes. La oscuridad habrá desaparecido para siempre. La luz se hará parte de tu misma naturaleza. La oscuridad no se atreverá a acercársete. Lo que antes era una Sadhana hecha con esfuerzo se habrá convertido en Svabhava o segunda naturaleza. Bhakti es la Sadhana (practice) del aspirante y el Svabhava (naturaleza innata) del santo. La rectitud es la Sadhana del aspirante y el Svabhava del sabio. Por lo tanto, estas cosas nunca se dejan. El aspirante estudia y escucha los Lilas (juegos divinos) divinos del Señor como una parte necesaria de su Sadhana; el Siddha (autorealizado; un Yogui perfeccionado.) los escucha con gran júbilo, ya que naturalmente le encanta escuchar sobre los Lilas del Señor.

Para mantener a la mente completamente consciente del modelo de perfección, lee las escrituras diariamente

Si, por un momento, el aspirante flaquea en su vigilancia y cae en un sueño espiritual o ético, entonces el tirón hacia bajo se intensifica e inmediatamente la lealtad cambia desde el ser superior al inferior. Si en ese momento él entra en contacto con objetos sensuales, tiene lugar un revés en su vida espiritual. Por lo tanto, en este estado necesariamente tiene que mantener una atenta vigilancia y su conciencia espiritual o el estado de estar siempre despierto.

Una de las maneras de hacer esto es Svadhyaya, el estudio de las escrituras. Uno de los métodos más poderosos para mantener a la mente completamente consciente del modelo de perfección es la lectura diaria de las escrituras y de la vida de los santos. Porque cuando uno lee sobre la vida de los santos o los libros espirituales, cantidad de poderosas y positivas ideas se precipitan en su mente e inmediatamente sus poderes mentales se agudizan. Estas lecturas inspiran al hombre, lo elevan y le permiten conquistar las fuerzas inferiores en su vida diaria. Por lo tanto, Svadhyaya no debe ser descuidada ni un solo día en la vida del Sadhaka (el aspirante que practica).

Sé siempre un estudiante

Los Sadhakas sinceros nunca dejan el estudio de las escrituras sobre las verdades sagradas expuestas por hombres de sabiduría, ni dejan de escuchar sobre las Lilas del Señor, cualquiera sea el estado de evolución espiritual que puedan tener. ¿Eres más avanzado que Shri Shukadeva que era un sabio nato y un Parivrajaka (Sannyasin monje itinerante)? ¿Eres más avanzado que los grandes sabios que se reunieron en el Naimisharanya (129) para escuchar el Shrimad Bhagavata narrado por Shri Shuka? Aprende una lección de estos ejemplos ilustres de los grandes sabios. Sé siempre un Sadhaka. Sé siempre un aspirante que ansía conocimiento espiritual. Sé siempre un estudiante. Sólo es un hombre viejo aquél que siente que ha aprendido suficiente y que no tiene necesidad de más conocimiento. Es un hombre muerto en vida el que no siente el entusiasmo irresistible de escuchar las historias de las Lilas del Señor o los discursos religiosos. Puedes evitar la vejez e incluso la muerte manteniendo el entusiasmo juvenil y sincero por aprender más, practicar más y experimentar más profundamente la gran Verdad espiritual, que es inagotable a pesar de haber sido alabada y expuesta por millones de santos, sabios y videntes desde tiempo inmemorial.

Svadhyaya evita la “caída”

Además, no olvides que estás rodeado por las influencias materialistas. Si eres negligente un solo día, la fuerza negativa a tu alrededor encontrará su oportunidad y hará estragos. La pelota que se deja caer desde la cima de la escalera toma menos de una fracción de segundo en llegar al suelo, mientras que le tomó mucho tiempo subir. En un momento de desatención, podrías perder mucho. La vida es corta, el tiempo es muy fugaz; no puedes permitirte perder una pulgada del terreno que has ganado con tanto esfuerzo en tu lucha contra este enemigo temible llamado Satanás, Maya, Mara o la mente malvada.

Las gemelas salvadoras - Satsanga y Svadhyaya

Junto con tu trabajo, debes hacer Japa, meditación, estudio de las escrituras, sat- vichara y sat- vyavahara. No dejes que este mono de la mente tenga un minuto de respiro. Es aquí que Satsanga y la literatura espiritual vienen como gran ayuda. Son tus salvadoras. ¡Cuántas ideas sublimes las escrituras traen a tu puerta! Estudia las páginas de las escrituras cuidadosamente. Subraya las oraciones que te impresionen más por tener una relación directa con tu vida. Reflexiona sobre ellas en tus momentos de ocio. Así descubrirás que puedes sortear muchos obstáculos y evitar muchas dificultades. ¿La mente no está inclinada a leer estos pasajes una y otra vez? Esa es el arma potente de Maya para hacerte dormir. ¡Ten cuidado! ¿no comes acaso la misma comida una y otra vez? Tendrás que continuar leyendo y releyendo las mismas sentencias espirituales una y otra vez hasta que se graben en tu corazón en forma indeleble, hasta que se hagan parte integrante de tu naturaleza interior.

La repetición aumenta la fuerza interior

Entonces, una fortaleza de Nirodha Samskaras se levantará en tu interior. La repetición da fuerza. La repetición empuja las ideas en las cavidades más profundas de tu corazón y de tu mente. Luego, esas ideas penetran tu mente subconsciente. Los malos pensamientos que se ocultan allí son quemados y aniquilados. Puede que ni siquiera sepas qué milagros han tenido lugar en tu interior. Tal es la influencia saludable de estudiar el mismo texto espiritual repetidamente. Esa es la razón por la cual nuestros antepasados insistieron en que leyéramos diariamente textos como el Guita, el Ramayana o el Bhagavata con regularidad, ceremoniosamente, con fe y devoción. Ellos aumentarán tu fuerza interior. Tu voluntad se fortalecerá. Cuando toda la naturaleza interior se transforma así en naturaleza divina, un solo esfuerzo por meditar te conducirá al Nirvikalpa Samadhi y la súper-conciencia. Entonces, tendrás la Experiencia de Dios en un abrir y cerrar de ojos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario