martes, 13 de mayo de 2014

EGOÍSMO, EL DESEO Y LA LIBERTAD por Nityananda Atman




EGOÍSMO, EL DESEO Y LA LIBERTAD
extractos del libro ‘Vivekachudamani’ por Adi Shankaracharya
compilación por Nityananda Atman

El egoísmo, el deseo y la acción egoísta

298.  También se ha de tener en cuenta que hay otros obstáculos —tales como los deseos—que conducen al hombre a la transmigración. La raíz de todos ellos es el ego, que es la primera modificación de la ignorancia.

299.  Mientras perdure la más pequeña relación con este malvado ego, no se puede siquiera hablar de alcanzar la liberación (Mukti), que es algo único.

El ego
300.  Liberándose de las garras del ego, igual que la luna se libera de Rahu el hombre reconoce su verdadera naturaleza y se vuelve puro, infinito, eternamente dichoso y brillante.

301.  Cuando se destruye el ego creado por el Buddhi (intelecto), que se encuentra sumido en la total confusión debido a la ignorancia primaria, y que se percibe como algo que mora dentro del cuerpo autoafirmándose como “Soy tal y cual”; una vez que esa falsa identidad es destruida completamente, se alcanza la total identidad con Brahman sin ninguna dificultad.

302.  El valiosísimo tesoro de la Dicha de Brahman está rodeado de la poderosa y mortífera serpiente del ego, el cual lo guarda para sí mismo y lo usa valiéndose de sus tres feroces cabezas que son los tres gunas. Sólo el sabio que lo destruye cortando sus tres cabezas con la espada del Conocimiento, puede gozar del tesoro que constituye la Dicha Suprema.

303.  Mientras perdure en la víctima el más leve residuo de veneno no se puede esperar la total recuperación: el ego provoca el mismo efecto en un yogui que anhela la liberación.

304.  A través de la completa cesación del ego, y mediante la detención de los pensamientos que se agitan en tu mente como un oleaje embravecido, valiéndote entonces del discernimiento que te permite desechar la ilusión y enfocando tu atención en la Realidad interior, experimentarás la Realidad como “Yo soy Esto”.

305.  Renuncia decididamente a tu identificación con el ego, ese intruso que por naturaleza no es más que una modificación de la ignorancia y sólo brilla reflejando la luz que roba a tu verdadero Ser, con lo cual desvía tu atención impidiéndote establecerte en el Atman. Es debido a esa falsa identificación por lo que has caído en esta existencia relativa llena de miserias desde el nacimiento hasta la muerte; aunque tú eres el Testigo, Tú eres Sat Chit Anand.

306.  Si no tuvieras esa falsa identificación con tu ego, jamás te verías sometido a la transmigración, pues tu eres inmutable, eternamente idéntico, omnipresente; eres el Conocimiento Absoluto, la Dicha Absoluta; eres un ser inmaculadamente glorioso.

307.  Así pues, destruyendo ese ego —que es tu enemigo— con la gran espada del Conocimiento, goza directa y libremente de la dicha de tu propio imperio; la majestuosidad del Atman. El ego es como una espina que se clava en la garganta de un hombre mientras come.

308.  Desechando la falsa autoafirmación del ego (“yo” y “mío”) y renunciando a todo tipo de apego mediante la experiencia de la Suprema Realidad, libérate de toda dualidad. Disfruta de la dicha de tu propio Ser y permanece descansando en Brahman, pues tú has conocido tu naturaleza infinita.

309.  Incluso una vez desarraigado, si le damos lugar en nuestra mente, incluso por un momento, ese terrible ego nuevamente cobra vida creándonos centenares de preocupaciones y temores, igual que la lluvia tropical que copiosamente descarga una nube de verano traída por el viento.

310.  Una vez que el enemigo —el ego— ha sido derrotado, no se le debe dar ni un momento de tregua pensando en objetos de los sentidos, porque eso es verdaderamente lo que le hace cobrar vida nuevamente. Tolerar deseos es como regar un limonero que ya casi se había secado.

el deseo 

311.  Sólo aquel que se ha identificado con el cuerpo anhela los placeres sensuales. Pero ¿cómo puede alguien que se ha liberado de esa identificación codiciar placeres de ese tipo? De ahí que se diga que la verdadera causa del sometimiento a la transmigración es la tendencia a desear los objetos de los sentidos; de ahí surge la idea de la diversidad y la dualidad.

312.  Observando la naturaleza de las acciones puede reconocerse de qué naturaleza es la semilla de la que se han originado. De la misma forma, cuando ya no existen tales consecuencias, eso indica que la semilla ha sido destruida: por eso se deben controlar las acciones.

313.  Al aumentar los deseos también aumentan las acciones egoístas, lo cual recíprocamente provoca que los deseos también aumenten, y así sucesivamente. Originándose así un círculo vicioso que interminablemente encadena el hombre a la transmigración.

314.  Para conseguir romper la cadena de la transmigración, el Sanyasin debe quemar esas dos tendencias que dan lugar a dicho círculo vicioso, hasta reducirlas a cenizas. Pues el pensar en objetos de los sentidos y realizar acciones egoístas provoca que los deseos aumenten.

315-316.  Y una vez aumentados los deseos, provocan la transmigración del hombre. La forma para librarse de esas dos influencias, sin embargo, yace en estar alerta y observante en todas las circunstancias, siempre atento a todo lo que sucede dentro y fuera, en todos los aspectos; como lo está Brahman. A través del fortalecimiento del anhelo de llegar a ser uno con Brahman, esas dos influencias son aniquiladas.

317.  Al dejar de realizar acciones egoístas, se reduce considerablemente la codicia y el continuo pensar sobre los objetos de los sentidos, lo cual progresivamente traerá en su día, como consecuencia, la destrucción de los deseos. La destrucción de los deseos es la liberación, y vivir libre de deseos es lo que se considera como la Liberación en vida.

318.  En cuanto surge en mi corazón un sincero deseo por la unión completa con Brahman, los deseos egoístas desaparecen, igual que la aurora disipa completamente la densa oscuridad de la noche.

Sri Sri Sankar Samadhi

La ausencia de deseos, samadhi, la autorrealización

277. De esa forma muere la mente del yogui, al mantener su atención constantemente fija en su propio Ser. A lo cual le sigue la disipación de los deseos y en consecuencia la desaparición de la sobreimposición.

278. La influencia de Tamas es destruida por la acción de Sattva y Rajas, a su vez la influencia de Rajas es destruida por Sattva, y por último la influencia de Sattva se disuelve en el puro Brahman. Por lo tanto deshazte de la sobreimposición valiéndote de la ayuda de Sattva.

276. Haciendo el esfuerzo constante de concentrar la mente en nuestro Ser interior, los pensamientos comienzan a cesar permitiendo que nuestra atención se dirija hacia nuestro interior permaneciendo allí de una forma más estable, y proporcionalmente también la mente comienza a renunciar a sus deseos por los objetos exteriores. Y una vez que han sido eliminados esos deseos, sobreviene la plena realización del Atman sin obstáculo alguno.

540. Permanentemente establecido en el plano eterno del Absoluto Conocimiento, él va por el mundo de un lado para otro, pareciendo a veces un loco, otras veces un niño, y otras veces un sucio andrajoso que por vestido no lleva puesto otra cosa más que su propia piel, o a veces algún harapo o pieles de animales.

526. Para el sabio que ha experimentado a Brahman, la mente, la cual es la causa de todas las fantasías, se vuelve perfectamente tranquila, alcanzando el estado de completa quietud mental en el cual se reconoce la identificación con Brahma. Por lo tanto, disfruta de la Dicha Absoluta… lo Primero sin segundo.

Sri Ramakrishna Samadhi
364. El discernimiento se considera cien veces superior al mero hecho de seguir buenos consejos, y, a su vez, la meditación se considera cien mil veces superior al discernimiento pero el Nirvikalpa Samadhi87 es una experiencia infinita, por lo tanto incomparable.

365. Mediante el Nirvikalpa Samadhi se conoce clara y definitivamente la Verdad de Brahman. Esa es la única vía posible, porque de otra forma, la mente al ser tan inestable por naturaleza, tenderá a mezclar la experiencia con otro tipo de percepciones.

366. Por lo tanto, con los sentidos bajo control y la mente en calma, siempre sumergida en el Supremo Ser que yace en nuestro interior, y mediante la experiencia de nuestra identidad con esa Realidad, se destruye la oscuridad creada por la ignorancia y la Maya, que acarreamos con nosotros desde antes del nacimiento.
342.  Una vez que el ego se ha hecho fuerte, incluso a los sabios les resulta difícil destruirlo; sólo pueden conseguirlo aquellos que han logrado la Paz Suprema entrando en el Nirvikalpa Samadhi.

363.  Mediante este Samadhi se destruyen todos los deseos, que son como nudos. Se extingue todo el Karma, y tanto dentro como fuera, como por todas partes, se reconoce siempre la espontánea manifestación de nuestra verdadera naturaleza.

442.  Para aquel que ha experimentado la Verdad de Brahman, ya no existen apegos a losobjetos de los sentidos: pues en el caso de que le quedasen algunos, esto significaría queese hombre aún no ha realizado su estado de identidad con Brahman, y no sería más queotro náufrago en el océano de Maya; cuyos sentidos aún tienden a arrastrar su conciencianhacia el exterior.

443.  Si pretendiese excusarse alegando que los apegos que aún tiene son consecuencia dela inercia que en él provocan sus viejos deseos, la respuesta sería no; porque los deseosse debilitan más y más a medida que la experiencia de nuestra identidad con Brahmancrece.

424.  Cuando los objetos de los sentidos dejan de ser un estímulo de deseo, entonces se ha alcanzado la culminación del desapego. La máxima perfección del Conocimiento es la ausencia de todo tipo de impulso egoísta y la ausencia de el ego mismo. Y el límite del autocontrol se alcanza cuando las funciones de la mente, que han sido sumergidas en la experiencia interior del Ser, ya no vuelven a resurgir.

Buddha's Samadhi
425.  Libre de la apariencia ilusoria del mundo externo y los objetos de los sentidos debido a la constante concentración de la mente en Brahman, el sabio sólo participa aparentemente de los objetos de los sentidos que otros le ofrecen, jugando con ellos como si fuera un niño o como si se tratara de un sueño; contempla este mundo como quien contempla una ilusión, participa en él pero sin darle la más mínima importancia. No obstante es muy raro encontrar un hombre así, un disfrutador de los resultados de un mérito inagotable; sólo él es bendito y estimado en la tierra.

426.  Ese Sanyasin ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en Brahman, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

427.  Esa clase de estado mental, que sólo reconoce la identidad del Ser y Brahman, purificado de todo aditamento, libre ya de la dualidad, discierne valiéndose únicamente de la Inteligencia Pura a este estado se le llama Iluminación y a aquel que ha alcanzado este estado de una forma permanente se llama un iluminado.

El liberado

Ramana Maharshi
428.  Aquel cuya iluminación es permanente, gozando constantemente de la Dicha, y que casi ha olvidado ya el universo fenoménico, se le considera como un liberado en vida.

429.  Aquel que manteniendo su mente completamente sumergida en Brahman permanece, sin embargo, completamente alerta, habiendo también trascendido los síntomas que caracterizan el estado de vigilia95, permaneciendo libre de deseo; este hombre es considerado como un liberado en vida.

430.  Aquel en el que ya han cesado todas las preocupaciones por este mundo fenoménico y que, a pesar de tener un cuerpo constituido por diferentes partes, viven en conciencia de la unidad, con su mente libre de toda ansiedad; a este hombre se le considera un liberado en vida.

431.  La ausencia de las ideas de “yo” y “mío”, a pesar de seguir existiendo dentro de un cuerpo que le sigue como una sombra, es una característica que acredita a quien la posee, como un liberado en vida.

432.  Aquel que no evoca en su mente recuerdos de la dicha experimentada en el pasado y que tampoco concibe pensamientos que le hagan proyectarse hacia el futuro, al tiempo que contempla con indiferencia el presente; reúne las características de un liberado en vida.

433.  Contemplarlo todo con una mirada ecuánime y desapasionada. El que puede contemplar así este mundo lleno de elementos de naturalezas completamente distintas e incluso opuestas, que conllevan el mérito y el demérito, se le considera un liberado en vida.

434.  Alguien que mantiene la serenidad y permanece en paz mental tanto ante las cosas agradables como ante las desagradables; un ser de actitud tan ecuánime es considerado como un liberado en vida.

435.  Un Sanyasin que carece de conceptos de interior y exterior, debido a que su mente está continuamente enfocada en saborear la dicha de Brahman, es considerado como un liberado en vida.

Sri Nisargadatta
436.  Aquel que vive despreocupado, carente de conceptos tales como “yo” “mío” en lo concerniente al cuerpo, los órganos, etcétera e igualmente en lo concerniente a sus deberes; se le considera como un liberado en vida.

437.  Aquel que ha realizado su identidad con Brahman mediante el Conocimiento del que hablan todas las escrituras, hallándose ya completamente libre del sometimiento a la transmigración; a este hombre se le conoce como un liberado en vida.

438.  Aquel que jamás concibe la idea de “yo” con relación a su cuerpo, sus órganos, etcétera, ni tampoco la idea de “ello” con respecto a otras cosas que no sean Brahman; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

439.  Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el Jiva y
Brahman, ni tampoco entre el universo y Brahman; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

440.  Aquel que permanece inalterable tanto cuando es alabado por la gente buena como cuando es atormentado por malvados; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

441.  Aquel Sanyasin en el que los estímulos sensuales y tentaciones que se le ofrecen se disuelven en él, igual que el caudal de los ríos al entrar en el mar, sin inmutarse lo más mínimo, debido a su estado de total identidad con Sat Chit Anand; en verdad este hombre es un liberado en vida.

DESCARGAR EL LIBRO:   VIVEKACHUDAMANI  por Adisankaracharya .PDF

 Paz, Luz y Amor